A LA VANGUARDIA DE LA SOSTENIBILIDAD

La rehabilitación de Castellana 77 lo convierte en un edificio en armonía con el medio ambiente que prioriza la sostenibilidad en su propuesta de valor.

El inmueble cuenta ya con la pre-certificación LEED ORO Core & Shell otorgada por el US Green Building Council (USGBC), una de las certificaciones de mayor prestigio a nivel internacional en la evaluación del comportamiento sostenible de los edificios. Su objetivo es promover edificios que sean respetuosos con el medio ambiente, viables económicamente y confortables para vivir y trabajar.

Esta distinción avala a Castellana 77 como un edificio sostenible de absoluta vanguardia y con altos niveles de bienestar y confort para sus ocupantes.

LEED es el sistema de certificación de sostenibilidad con mayor expansión internacional. Su objetivo es promover edificios que sean respetuosos con el medio ambiente, viables económicamente y confortables para vivir y trabajar.

ASPECTOS CLAVES DE LA CERTIFICACIÓN LEED

La obtención de la certificación conlleva un exhaustivo análisis de diferentes
aspectos de Castellana 77, que incluye:

  • LOCALIZACIÓN

    Su localización que garantiza una amplia gama de soluciones de transporte alternativo: disponibilidad de varios medios de transporte público, aparcamiento para bicicletas, estaciones de carga para vehículos eléctricos y plazas preferentes para vehículos de bajas emisiones.

  • AGUA

    El uso eficiente del agua: el edificio consigue una reducción de un 49% en el consumo de agua potable respecto al escenario estándar, mediante la incorporación de aparatos sanitarios eficientes y vegetación de muy baja demanda de agua.

  • ILUMINACIÓN NATURAL

    Su iluminación natural y acceso a vistas: hasta un 82% de los ocupantes de las plantas de oficinas disfrutará de luz natural y vistas directas al exterior.

  • EFICIENCIA ENERGÉTICA

    Su fachada de lamas de protección solar y las altas prestaciones para la gestión y el control del consumo energético facilitan el máximo confort térmico y luminoso para los ocupantes. El conjunto de estas prestaciones permitirá reducciones en el consumo de energía al año del 33% respecto a un edificio convencional de igual uso y superficie similar.

  • CALIDAD DEL AMBIENTE INTERIOR

    El sistema de climatización está basado en vigas frías que permite la impulsión exclusiva de aire exterior sin recirculación, con un mínimo salto térmico e imperceptible impacto acústico, optimizando la calidad ambiental interior.

  • CONCIENCIACIÓN SOSTENIBLE Y BUENAS PRÁCTICAS

    La rehabilitación ha contemplado, entre otras, las siguientes actuaciones:

    • Reutilización de elementos arquitectónicos existentes.
    • Recuperación de más del 95% de los residuos de construcción y demolición (RCD) producidos en la obra.
    • Uso mayoritario de materiales reciclados, producidos localmente y con maderas de origen sostenible certificado.
    • Uso exclusivo de productos de bajas o nulas emisiones de compuestos orgánicos volátiles.